Lecciones del Cielo

Extracto de “El Fin de la Muerte” de Admir Serrano

Detrás de mí y a la izquierda había una fuente de luz fuerte, muy brillante y llena de amor.  Sabía que era una persona. Lo llamé Dios por falta de un término mejor.  No pude verlo.  Sentí lo que parecía una presencia masculina.  Se comunicó conmigo, no tanto con palabras sino telepáticamente.

“¿Por qué dudaste?” Preguntó.

“Bueno, soy muy joven para morir”. Le contesté.

Él se rió entre dientes. “Tenemos bebés que mueren.”

“Bueno” dije, “hay algunas cosas que quiero saber primero”.

“¿Qué quieres saber?”

“¿Qué es la muerte?” Le pregunté.

“Gira y mira hacia un lado”. Dijo.

Cuando lo hice, ví un coche viejo destruído. Varias personas habían muerto. De entre  algunos de los cuerpos un espíritu se elevó.  Algunos de los que no creía que fuera posible se quedaron en sus cuerpos y no salieron. Le pregunté si podrían ser alcanzados.

“Sí”, respondió, “algunos  más rápido que otros y algunos tal vez nunca.”

La muerte, entonces, es no creer en algo.

“¿Qué es el infierno?” Le pregunté.

“Gira y mira de nuevo”.

Ví a que una anciana en un sillón decidida a sentarse y mecerse y preocuparse por sus hijos y nietos y todo lo demás. El Infierno, por tanto, es falta de sabiduría y no seguir adelante, optando por no avanzar, sentarse allí y no hacer algo. El Infierno no es un lugar.

Le pregunté si había un demonio o Satanás.

“Permitiría Dios eso?” Él respondió. “Si te hiciera Dios por solo unos pocos segundos, ¿qué harías primero?”

Sabía que mi primer acto sería eliminar cualquier diablo o Satanás.

“¿Cómo distingo el bien del mal?”

“El Bien es ayudar y ser amable. El Mal es no sólo hacer daño sino no ayudar cuando puedas”.

Caminamos mientras le pregunté sobre el universo y las razones por todo. Todas estas cosas me fueron mostradas. Entonces preguntó si yo  aún quería regresar al mundo físico.

“Sí quiero volver”. Le contesté.

“Por qué?” Preguntó.

Le dije que ayudaría a mi madre porque mi padre se había ido y la había dejado con cuatro hijos y uno en camino. Dios se rió y me preguntó por el motivo real. Dije que dejaría a la tierra un poco mejor que cuando la encontré.

“Entonces puedes regresar con algún conocimiento de las cosas que has aprendido, pero el resto será revelado con el tiempo.   Vive de tal manera que no te sientas  mal cuando regreses aquí de nuevo”.

Admir Serrano es un autor, investigador y conferencista de fenómenos paranormales como experiencias fuera del cuerpo (EFC), experiencias cercanas a la muerte (NDEs), visiones de lecho de muerte (DBVs), reencarnación, vida después de la muerte y la mediumnidad. Es el autor de El Fin de la Muerte: como las experiencias cercana a la muerte prueban la vida eterna  (haga clic aquí para leer un capítulo de muestra) y tres libros sobre temas relacionados en su idioma nativo portugués. Vive en Miami con sus dos hijas. Sitio web: www.admirserrano.com.

Share
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS