CONOCIMIENTO DEL PRINCIPIO DE LAS COSAS

17.¿Es dado al hombre conocer el principio de las cosas? «No; Dios no permite que se revele todo al hombre en la tierra».

18.¿Penetrará el hombre algún día el misterio de las cosas ocultas? «El velo se descorre ante él a medida que se purifíca; pero para comprender ciertas cosas le son menester facultades que no posee aún».

19. ¿No puede el hombre, merced a las investigaciones científicas, penetrar algunos secretos de la naturaleza? «La ciencia le ha sido dada para su progreso en todas las cosas; pero no puede traspasar los límites fijados por Dios». Mientras más dable le sea al hombre penetrar esos misterios, más grande debe ser su admiración respecto del poder y sabiduria del Creador; pero, ya sea por orgullo, ya por debilidad, su misma inteligencia le hace a veces luguete de la ilusión. Amontona sistemas sobre sistemas, y cada nuevo dia le demuestra los muchos errores que ha tomado por verdades y las muchas verdades que ha rechazado como errores. Estos son otros tantos desengaños para su orgullo.

20. Fuera de las investigaciones de la ciencia, ¿le es dado al hombre recibir comunicaciones de un orden más elevado sobre lo que se sustrae a sus sentidos? «Sí; y si Dios lo juzga útil, puede revelar lo que no puede enseñar la ciencia». Por estas comunicaciones el hombre adquiere, hasta cierto punto, el conocimiento de su pasado y de su destino futuro.

Del Libro de los Espiritus por Allan Kardec

Share
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS