El Consuelo que nos trae el Espiritismo

La convicción en la Doctrina Espirita trae a la persona grandes beneficios y uno de los mayores beneficios es el Consuelo.

Que gran consuelo es saber y creer que existe un Creador que nos ama y cuida toda su creación, saber que ese Creador es supremamente justo y poderoso. Quien provee a través de sus leyes inmutables, que hay una causa justa para todo.

Que gran Consuelo es saber que no estamos nunca solos cuando enfrentamos las pruebas y aflicciones de la vida, ya que se nos asigna un espíritu guardián (lleno de amor, bondad y afecto espiritual por nosotros; nuestro verdadero amigo) durante nuestra vida en la Tierra. Ellos están siempre a nuestro lado, para inspirarnos cuando estamos tristes, para guiarnos cuando debemos tomar decisiones, y para ayudarnos a prevenir peligros por nuestro propio bien…Necesitamos escuchar y prestar atención a estas “voces de la conciencia” y la razón, porque ellos solo nos dicen lo que es bueno para nosotros. También recibimos asistencia espiritual de nuestros amigos y familiares de vidas pasadas; quienes todavía nos aman y nos cuidan lo mejor que pueden.
Que Consuelo saber que nuestros seres queridos quienes han partido de este plano físico de la Tierra antes que nosotros, son recibidos en el mundo espiritual por los seres queridos (de ahora y de vidas pasadas) quienes han salido de este mundo material antes que ellos, y especialmente saber que ellos serán recibidos por sus queridos guías espirituales, quienes les dan la bienvenida a su verdadero hogar de brazos abiertos. Que consuelo saber que ellos serán cuidados con cariño después de tanto sufrimiento en la Tierra.

Que consolador y gratificante saber que nuestros seres queridos nos pueden ver y saber cómo estamos (aunque no podamos verlos o nos demos cuenta de esto). Y como sabemos que esto es verdad, sabemos lo importante que es orar por ellos, calmarlos y aliviarlos, para que sepan que todavía los amamos y recordamos. También queremos que sepan que continuamos nuestras vidas para que no se preocupen mucho por nosotros, para que se puedan concentrar en recuperarse de su estadía en la vida material de la Tierra.

Que Consuelo saber que, si Dios permite y si ellos están en condiciones, nuestros seres queridos, desde el mundo espiritual (a través de la mediumnidad) pueden, a veces, hablar directamente con nosotros es las sesiones espiritas.

Que Consuelo saber que las circunstancias que nos encontramos en nuestra vida son las perfectas y Justas que realmente necesitamos (no importa si son muy dolorosas) para que podamos expiar y reparar los errores cometidos, en la vida actual y de vidas pasadas (aunque no podamos recordar ahora las razones, lo sabíamos antes de reencarnar), porque siempre hay una causa justa para todo lo que ocurre en la vida.

Que Consuelo saber que esta circunstancia perfecta de nuestra vida también nos ayuda al avance moral, espiritual e intelectual, si sabemos cargar con nuestra carga, cumpliendo con los deberes con amor en nuestros corazones, serenidad y resignación por la gran fe en la suprema justicia y el plan divino de Dios.

Que triste es para esas personas quienes no conocen el Espiritismo y temen a la muerte; que terrible para algunos pensar que pueden sufrir en el infierno para la eternidad o que no hay nada más allá de la muerte física; Que triste para esos que creen que sus seres queridos que han muerto se han ido para siempre; y que triste para aquellos que creen que Dios nos concede una sola vida.

Qué triste para aquellos quienes sienten que sufrimos sin causa….El supremo Creador nos ama y como Padre que conoce nuestro futuro y el verdadero propósito de nuestra vida material, nos permite nuestro libre albedrio, para sembrar y cosechar por nuestros actos (sean estos Buenos o malos) para que podamos crecer, desarrollarnos y avanzar por el camino espiritual hasta alcanzarlo.  Dios sabe que nuestros sufrimientos tienen fin cuando nos hayamos purificado de todo el materialismo y el egoísmo, habiéndolo Ganado por el mérito de nuestros esfuerzos, lo que hace el fruto de nuestra labor aún más grandiosa!
El más grande Consuelo que ofrece conocer el Espiritismo es la ESPERANZA que necesitamos para poder ser fuertes, para soportar la vida material porque sabemos, con seguridad, que nuestra situación eventualmente mejorara por la ley de progreso de Dios!

Que glorioso será el fin de nuestros sufrimientos… cuando alcancemos el nivel de almas purificadas! Gracias a ti, Dios!

Comunicación espiritual recibida por Yvonne Limoges
Diciembre 2003

Traducido al español por Luis Salazar

Yvonne Crespo Limoges es Directora de Spiritist Society of Florida fundad0 en 1982 en St. Petersburg, Florida, con su Padre Edgar Crespo (ahora desencarnado).  Yvonne tambien presenta el segmento  “Spiritism Simply Put” en BezerraOnline Web Radio.

http://radio.spiritist.com

 

Share
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS