Monthly Archives: March 2014

Verdad y Liberación

Jesús, sin sombra de duda es nuestro libertador. No como muchos piensan, en la figura del señor de las guerras, que vendría para actuar en cuestiones políticas. En realidad, su propuesta es mucho más abarcadora.

En sus enseñanzas reunió con maestría la simplicidad,  el poder de síntesis y la verdad iluminadora. Sabía de la dificultad de entendimento de sus hermanos menores, nosotros, sin embargo no se detuvo frente a nuestra ignorancia, que él entendía como pasajera y comprensible dentro del nivel evolutivo en que nos encontramos.

En ” Encontraréis la verdad y ella os liberará” Juan 8:32, notamos un bello ejemplo de la simplicidad, profundidad y objetividad de sus enseñanzas.

Para encontrar algo, precisamos quererlo, ir en su encuentro, estar abierto y atento, en fin buscar…

En el caso de la verdad la situación no es diferente.

Pero ¿Qué sería la verdad?

Para muchos filósofos la verdad es cuestión de punto de vista. En el diccionario podemos encontrarla definida como estar de acuerdo con los hechos o la realidad, o incluso ser fiel a los origenes o a un patrón. Usos más antiguos incluían el sentido de la fidelidad, constancia o sinceridad en actos, palabras y caracter. Así, “la verdad” puede significar lo que es real o posiblemente real dentro de un sistema de valores.

En cuanto a la Metafísica, la Lógica y la Filosofía discuten sobre la verdad, cada uno de nosotros de cierta manera también concibe “su” verdad, en la subjetividad de las experiencias, creencias y capacidad de percibirla.

Podremos equivocarnos si buscamos la verdad  solamente en los aspectos materiales. O aún más triste, nos juzgamos dueños absolutos de ella. Así actúan los que no aceptan opiniones contrarias, los que están encerrados en sus distorcionadas concepciones del mundo y del otro.

Cuando observamos el universo, sus criaturas y las leyes armoniosas que rigen la vida de forma perfecta y justa, identificamos el amor de Dios como base de todo lo que existe. Dentro de este aspecto podriamos entender que si el amor está en la base de todo, él sería la verdad. Lo que concordaría con la afirmación de Jesús cuando dice que seríamos liberados por la verdad.

¿Qué podría ser más liberador que el amor?

Quien ama sirve y prosigue sin engancharse, no aguardando elogios, reconocimento o gratitud. Hace el bien por el simple placer de ver la felicidad del otro.

Encuentra en la falta de entendimento del semejante, oportunidad bendita de trabajo y siembra.

Siembra, mas no se detiene por la cosecha, pues entiende que todo pertenece a Dios.

Dirige pero no busca el dominio tirano e esclavicionista sobre las conciencias, pues permite que el otro pueda crecer, incluso por elecciones diferentes de las suyas.

Quien ama verdaderamente sabe hacer usufructo de las riquezas materiales con justicia y bondad, pues ya  reunió dentro de sí mismo la certeza de que solo hay una verdad absoluta, el AMOR…

Share
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS