Monthly Archives: July 2015

Children and Youth Spiritist Education

Children and Youth Spiritist Education

LogoColorTextRight

Children and Youth Spiritist Education

Dear Parents,

Together we can prepare our children for a world of Peace, Justice and Fraternity.

We have learned that “the best legacy we can leave for a child is to bring Jesus into their heart”. For this purpose we want you to join us to help them in this great and noble task.

The Curriculum for Spiritist Sunday School explores the Spiritist doctrinal content and moral norms contained in the teachings of the gospel of our Master, Jesus Christ, the greatest psychologist and educator of humanity.

Our classes begin at 11:30 a.m. every Sunday with a prayer, and finish at 12:45 p.m. after the magnetic passes. To better use the time we have with your children, we ask the strict observance with the start time of classes.

Attending a weekly basis, they are fully integrated with the themes, since each theme addressed in class are connected with the next class, seeking a better understanding of the subjects developed.

We would ask certain attitudes that, in partnership with you, we need to take to aid them in the process of evangelization, thus maintaining the high atmosphere:

  • Let’s encourage our children to respect the evangelists and to have discipline in the classroom.
  • Let our children drink water and go to the bathroom before entering the classroom.
  • Please do not let the child enter the room with toys, games, electronics, diverting attention from colleagues.
  • We ask you to please avoid entering the halls of evangelization during class to check on the children, because it’s distracting.

Thank you for your cooperation.

“It is through education, rather than by instruction, that humanity will be transformed.”
Allan Kardec

 

1509778_10206061922136416_9183767899725262651_n

 

Share
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Image Courtesy of Iamnee at freedigitalphotos.net

Mensaje de un espiritu israelita

Dios es único, y Moisés el espíritu que Dios envió en misión para darle a conocer, no sólo a los hebreos sino a los pueblos paganos. El pueblo hebreo, fue el instrumento del que Dios se valió para hacer su revelación por medio de Moisés y los profetas, pues las vicisitudes de este pueblo eran a propósito para impresionar y rasgar el velo que ocultaba a los hombres la divinidad.

Los mandamientos de Dios dados por Moisés envuelven el germen de la más alta moral cristiana; los comentarios de la Biblia restringían el sentido, porque puesta en obra en toda su pureza, no se hubiera comprendido; pero los diez mandamientos de Dios no dejaron por esto de ser el frontispicio brillante, como el faro que debía iluminar a la humanidad en el camino que tenía que recorrer.

La moral enseñada por Moisés era apropiada al estado de adelanto en que se encontraban los pueblos que debía regenerar, y estos pueblos, medio salvajes en cuanto al perfeccionamiento de su alma, no hubieran comprendido que se pudiese adorar a Dios de otra manera que por medio de holocaustos, ni que hubiese de perdonarse al enemigo. Su inteligencia, notable respecto de las cosas materiales y aun respecto de las artes y de las ciencias, estaba muy atrasada en moralidad, y no se hubiera sujetado al imperio de una religión enteramente espiritual; les era necesario una representación semi-material tal como la ofrecía entonces la religión hebrea. Así es que los holocaustos hablaban a sus sentidos, mientras que la idea de Dios hablaba a su espíritu.

Image Courtesy of Iamnee at freedigitalphotos.net

Image Courtesy of Iamnee at freedigitalphotos.net

Cristo fué el iniciador de la más pura moral, la más sublime, de la moral evangélica cristiana que debe re novar el mundo, reunir a los hombres y hacerlos hermanos; que debe hacer brotar de todos los corazones humanos la caridad y el amor al prójimo, y crear entre todos los hombres una solidaridad común; en fin de una moral que debe transformar la tierra y hacer de ella una morada para espíritus superiores a los que hoy la habitan. Es la ley del progreso, a la que está sometida la naturaleza, que se cumple, y el Espiritismo es la palanca de que Dios se sirve para hacer avanzar a la humanidad.

Han llegado los tiempos en que las ideas morales deben desarrollarse para realizar los progresos que entran en los designios de Dios, siguiendo el mismo camino que han recorrido las ideas de libertad y que fueron sus precursores. Pero no creais que este desarrollo se realice sin luchas, no; esas ideas necesitan, para llegar a la madurez, sacudimientos y discusiones, con el fin de que llamen la atención de las masas; una vez fijada la atención, la hermosura y la santidad de la moral impresionarán a una ciencia que les da la clave de la vida futura y les abre las puertas de la eterna felicidad. Moisés fue el que abrió el camino; Jesús el que continuó la obra; el Espiritismo la concluirá. (Un espíritu israelita. Mulhouse, 1861).

Share
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS