Spiritual Messages – Mensajes Espirituales

bannerportal copy

Labor Trascendental
Son los votos del modestísimo y paternal servidor de siempre,Es necesario que ejerzamos la mediumnidad con Jesús.
Que la figura incomparable del dulce Rabí penetre en nosotros, y que logremos grabarla en lo profundo de nuestro corazón.
Hemos sido convocados para una labor de índole  trascendental; la nuestra es una tarea de abnegación y de sacrificio.
El médium que no tiene las cicatrices del sufrimiento, todavía no se encuentra en condiciones de servir plenamente a Aquel que es el ejemplo máximo de la entrega.
Invitados al banquete de la era nueva, en la viña del Señor, elaboremos las vestimentas espirituales que son nuestros hábitos, para que cuando llegue el dueño del banquete pueda colocarnos en el lugar que se nos ha destinado.
Compañeros de jornada, hijos del corazón, honrados con la facultad mediúmnica para el servicio del bien, ampliad vuestros tesoros íntimos ofreciéndolos a los transeúntes de la vida.
No podéis imaginar el beneficio del socorro espiritual, en una reunión mediúmnica, cuando alguien que se halla crucificado en los maderos del sufrimiento, más allá de la tumba, durante decenios, valiéndose de vuestro organismo consigue recibir el lenitivo de la palabra que ilumina y que libera de la ignorancia, la energía que alivia su dolor, la página de esperanza que lo convoca en dirección al futuro.
Entregaos a la labor de la caridad, en la condición de trabajadores que somos de la última hora.
Jesús aguarda que demos cumplimiento a las tareas que se nos confiaron y, entre muchas otras, la de la mediumnidad, dignificada por la conducta coherente con los postulados espíritas, que tienen primacía. Hijas e hijos del corazón, no os olvidéis que Jesús nos ha hecho un pedido al que aún no hemos atendido: Amaos los unos a los otros para que todos sepan que sois mis discípulos.
Ese fue un encargo que nos hizo el Maestro; tratemos de tenerlo en cuenta, de tal forma que el amor fluya de nosotros como una cascada de bendiciones, para que el terreno árido de los corazones se vuelva fértil y el desierto se transforme en un jardín; el pantano de las pasiones en un vergel…El Señor nos espera con ternura, compasión y misericordia. Hagamos, dentro de nuestras posibilidades, lo mejor a nuestro alcance.
Los Espíritus espíritas que aquí trabajan sin cesar nos solicitan, por mi intermedio, que nos unamos para la edificación de un mundo mejor.
Y rogamos, por último, al Señor de la Viña que nos bendiga y nos conceda su paz.
Que esa paz, hijos e hijas del alma y del corazón, nos impregne hoy y siempre.

Bezerra

Mensaje psicofónico obtenido por el médium Divaldo Pereira Franco, durante el cierre de la conferencia en el  Rio de Janeiro, en la noche del 22 de agosto de 2013. Revisado por el Autor espiritual.

Share
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS